FC Barcelona y París Saint-Germain siguen tratando de buscar la fórmula que posibilite el regreso de Neymar a la Ciudad Condal. Aunque sus directivas no han mantenido reunión alguna, varios intermediarios trabajan estos días a destajo con el claro objetivo de encontrar una solución que agrade a todas las partes implicadas.

En estos momentos, la opción más viable es la que contempla el pago de una importante cantidad de dinero y el traspaso de algún futbolista que pueda resultar interesante para el cuadro galo. Por eso, apenas resulta extraño que, casi cada día, la prensa especule con la identidad de aquellos jugadores azulgranas que podrían entrar en juego.

Hasta la fecha, los nombres que más han sonado han sido los de Ousmane Dembélé, Philippe Coutinho, Samuel Umtiti o Ivan Rakitic, pero lo cierto es que, según cuenta Le Parisien y recoge el diario Sport, los parisinos tampoco verían con malos ojos que los culés incluyesen al brasileño Malcom. Al parecer, el extremo cuenta con el respaldo del nuevo director deportivo de la entidad, su compatriota Leonardo.

Desprenderse de este atacante no debería causar ningún problema al Barça, ya que su juego no termina de inspirar demasiada confianza ni al cuerpo técnico ni a la directiva. Eso sí, habrá que ver si la entidad francesa acepta los 40 M€ que la entidad blaugrana ha fijado como tasación de su pupilo.