El centrocampista francés Adrien Rabiot se ha convertido en uno de los grandes nombres propios de la agenda del FC Barcelona. El conjunto azulgrana, que busca nuevas piezas con las que apuntalar su plantilla de la próxima temporada, tiene entre sus prioridades al futbolista del Paris Saint Germain que quedará libre en junio de 2019 y podría cambiar de aires a cambio de una cantidad no muy elevada.

Mientras el campeón de la Ligue 1 sigue trabajando con el difícil objetivo de hacerse con los servicios del internacional galo N’Golo Kanté desde el Chelsea, el FC Barcelona quiere aprovechar esta situación para llevarse el gato al agua con la incorporación de este futbolista de 23 años que sorprendentemente se quedó fuera de la lista de Didier Deschamps para el Mundial de Rusia.

Pese a la incorporación de Arthur, la salida de Paulinho ha dejado un hueco en la medular que desde las oficinas del club se pretende cubrir con el talentoso galo que no ha alcanzado un acuerdo para ampliar la vinculación que actualmente le une con la escuadra del Parque de los Príncipes. Ahora, según destaca la información publicada por el diario Sport, el primer paso está dado.

Tanto es así que tanto Pep Segura como Eric Abidal se encuentran actualmente en al capital francesa. La intención no es otra que conocer de primera mano cuáles son las intenciones del Paris Saint Germain en lo que al futuro del futbolista se refiere y si vería con bueno ojos una venta. Sin embargo, parece que el FC Barcelona ha pinchado en hueso y el campeón francés no valora desprenderse del futbolista… al menos por ahora.