Aunque el Albacete ocupa una decepcionante antepenúltima plaza en Segunda División, alguno de sus futbolistas aún son capaces de llamar la atención de los grandes clubes del continente. Ése es el caso de Keylor Navas.

El arquero costarricense figuraba en la agenda de FC Barcelona y Real Madrid (ver artículo) y el pasado fin de semana, ojeadores de Chelsea, Fulham, Atlético de Madrid y Sevilla también se pasaron por el Carlos Belmonte para, según As, tomar buena nota de su rendimiento.

Forjado en el Deportivo Saprissa de su país (61 partidos de liga), el meta aterrizó el pasado verano en el conjunto manchego y desde entonces no se ha perdido ni un solo minuto en el torneo liguero.

El internacional, de 23 años, defiende la portería albaceteña 16 años después de que lo hiciera su compatriota Luis Gabelo Conejo, uno de los mitos recientes de la entidad.