Aunque la ausencia más llamativa de la lista de convocados de Ernesto Valverde para el FC Barcelona fue la de Ousmane Dembélé, que había cumplido su sanción y a quien se esperaba de vuelta, también hubo otra ausencia significativa que en este caso es la de Carles Aleñá.

El centrocampista de 21 años sigue sin aparecer en el campo desde aquella desastrosa primera mitad del equipo a mediados de agosto en San Mamés. Ha participado en algunas convocatorias pero no ha jugado, aparentemente perjudicado por la alta competencia en el centro del campo.

Lo cierto es que la confianza que Ernesto Valverde depositara el pasado verano en él se ha deteriorado, y esta tarde tampoco estará en Orriols. Así que Mundo Deportivo no duda en afirmar este sábado que para el canterano se prepara una cesión en el mercado de invierno.

Cuenta con pretendientes en Liga y Premier League como Real Betis o Tottenham y está claro que necesita minutos para volver a retomar confianza. Aunque quedan dos meses hasta enero y habrá que ver cuáles son las opciones disponibles entonces.