Con apenas 5 partidos disputados, el tarraconense Aleix Vidal (27 años) es, al margen de los porteros suplentes Jasper Cillessen y Jordi Masip, el futbolista del FC Barcelona que menos protagonismo ha acumulado a lo largo del curso. Aunque fue reclutado para convertirse en el heredero de Dani Alves, el carrilero no ha logrado ganarse la confianza de un Luis Enrique que ha preferido cubrir el flanco diestro con el reconvertido Sergi Roberto.

Tanto para el propio futbolista como para el club, un cambio de aires durante el presente mercado invernal resultaría la solución más idónea para una situación que cada vez resulta menos agradable, pero lo cierto es que, avanzan los días, y ningún equipo termina de dar los pasos oportunos para lograr su fichaje.

Por fortuna para el jugador, el club que le catapultó a la fama, el Sevilla, ha decidido volver a plantearse su contratación. Según cuenta Estadio Deportivo, el técnico argentino Jorge Sampaoli quiere localizar un futbolista que pueda dar descanso al brasileño Mariano Ferreira y ha instado a la directiva a tantear nuevamente la contratación de Vidal.

Aunque ahora mismo no se plantea abonar ningún tipo de cantidad por el futbolista, la directiva hispalense sí que estaría dispuesta a negociar una cesión que incluya una opción de compra que pueda hacerse efectiva al término del curso, una fórmula que, visto lo visto, tal vez termine siendo vista con buenos ojos por la entidad culé.