Inédito todavía esta temporada en partido oficial, Samuel Umtiti dejó muchas dudas en una pretemporada en la que estuvo protagonizando también rumores sobre su salida. Suplente en los 3 primeros encuentros del curso, se ha perdido los 7 siguientes a causa de una lesión de la que aún se recupera.

Como mostraba este jueves el diario Mundo Deportivo en una de sus informaciones, en el pasado curso apenas jugó 15 partidos tras un calvario de lesiones que se remontan a antes del Mundial de Rusia. Allí fue campeón como titular, marcando incluso en semifinales, y tras haberse reservado en los últimos partidos del curso anterior con el FC Barcelona ya proclamado campeón de Liga.

Sin embargo, tras conseguir la ansiada copa dorada, todo ha ido de mal en peor. El otoño pasado comenzaba un calvario del que aún no ha salido. Sus decisiones (apostar por un tratamiento conservador, tratarse fuera de la ciudad condal…) tampoco sentaron bien en Can Barça. Y cuando volvió Clément Lenglet le había ganado el sitio. El ex del Olympique de Lyon no pudo arrebatárselo, dejando bastantes dudas en sus pocas apariciones, incluidas las de este último verano en duelos como el que firmó ante el Nápoles: para olvidar.

Ahora Samuel Umtiti ultima su nueva recuperación en un momento en el que los culés visitarán al Eibar al regresar del parón FIFA, con Gerard Piqué y Araujo sancionados, además de Jean-Clair Todibo lesionado ante el Sevilla (aunque podría llegar). Umtiti no parece que vaya a hacerlo y, aunque pudiera, su retorno sigue lleno de interrogantes.