Verano complicado el que está viviendo el FC Barcelona, que además de la salida de Neymar ve cómo sus principales objetivos se le van escapando. Ahora está focalizado el club en conseguir los fichajes de Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé, que como veíamos estos días está poniendo todo de su parte para abandonar Liverpool y Borussia de Dortmund respectivamente.

El primero ha solicitado el transfer request y el segundo se ha declarado en rebeldía al entender que la escuadra germana no ha cumplido con la promesa que le hizo hace un año. En el caso del galo, el diario Ruhr Nachrichten afirma hoy que la reunión entre ambos clubes solamente duró unos minutos y la diferencia entre las dos escuadras es actualmente de 30 M€, ya que los alemanes quieren más dinero fijo y menos en variables. Lo que sí parece claro es que ninguno de ellos va a salir barato. Los reds pedirían 150 M€ por el brasileño, y la última oferta culé por el galo de la que se hablaba ayer ascendía a los 140 M€.

De forma que mientras ambas operaciones se desatascan, hay alternativas que también barajarían en Can Barça. La primera la vemos hoy de nuevo en la portada de Marca porque se habla de Ángel Di María, jugador a quien el PSG quiere vender y que estaría encantado de jugar con Lionel Messi. El obstáculo sería que se logre un entendimiento entre clubes tras lo sucedido con Neymar.

Por otro lado aparece también el nombre de Ivan Perisic, croata de 28 años del Inter de Milán, jugador clave para un cuadro nerazzurro que no descarta venderlo, mientras el Manchester United ha sido su principal pretendiente. Y para terminar Sport explica que Riyad Mahrez, que busca salir del Leicester City, también se habría ofrecido.