Aunque actualmente comparte el liderato de la Liga con el Athletic Club, el Real Madrid ha dejado más dudas que certezas durante el presente arranque de temporada. Los blancos reforzaron concienzudamente su plantilla durante el mercado estival, pero su nivel competitivo sigue sin estar a la altura de lo esperado, tal y como quedó patente en el choque de Champions League ante el París Saint-Germain.

Eso sí, no todo son malas noticias. Estos primeros compases del curso han permitido constatar que el conjunto de Chamartín acertó de pleno al reclutar a Ferland Mendy (por 48 M€). El lateral galo, de 24 años, ha aprovechado cada oportunidad que le ha brindado Zinedine Zidane para evidenciar que su rendimiento está a la altura de las altas exigencias de la escuadra merengue.

Ayer mismo, ante el Sevilla, el carrilero zurdo volvió a exhibir un considerable músculo defensivo y constató que, en este aspecto, su rendimiento es hoy por hoy muy superior al del brasileño Marcelo, un futbolista que desde que aterrizó en la Casa Blanca ha alternado fases efectivas con otras en la que ha cometido más errores de la cuenta. Que hasta la fecha haya ganado el 65 por ciento de los duelos contra sus adversarios o que el 85 por ciento de sus entradas resultan eficaces son números que avalan esta sensación.

Aunque a nivel ofensivo aún no se ha visto su mejor versión, la que además le dio la fama en el Olympique de Lyon, lo cierto es que por primera vez en mucho tiempo Zizou se topará con serias dudas a la hora de escoger a su lateral titular en partidos claves. Bendito problema.