Gareth Bale no quiere moverse del Real Madrid. El que estaba señalado como probablemente la gran venta del verano en el cuadro blanco, se resiste a cambiar de aires a pesar de que claramente no entra en los planes de Zinedine Zidane, y de que tiene ofertas para cambiar de aires.

Pero ninguna parece satisfacer sus deseos de jugar en un gran club y mantener un gran salario como el que ahora percibe. De forma que, según apuntaba esta tarde Deportes Cuatro, el atacante «ya ha manifestado a su entorno que se va a quedar en el cuadro blanco al 100%».

En su cabeza no entra la idea de un cambio de aires, y para remarcar la idea su representante Jonathan Barnett ha vuelto a hablar de su cliente más ilustre. En este caso en declaraciones a Sky Sports desde Ascot, de forma que ha tirado el británico de ironía para hablar de su situación.

«Hay más opciones de que yo gane aquí en Ascot que de que se marche cedido. Tiene una vida muy bonita en España. Creo que debe ser algo excepcional para que se marche y las» cesiones no entran en el menú. Obviamente su situación en el Real Madrid no ha mejorado, indicó el agente.