Actual líder del Grupo IV de Segunda B, el Badajoz ha concitado en estas últimas semanas la atención de numerosos ojeadores. Los pacenses solo han perdido un partido en las 8 jornadas disputadas hasta la fecha y se han consolidado como uno de los conjuntos más solventes y atractivos de la categoría de bronce.

Aunque son varios los jugadores que vienen completando un notable arranque de curso, es el extremo portugués Adilson el que más interés ha despertado. De hecho, una información del diario extremeño Hoy asegura que varios espías de Real Madrid, Sevilla, Real Betis, Real Valladolid o Numancia han presenciado últimamente los partidos del cuadro que dirige Mehdi Nafti con el claro objetivo de testar su rendimiento.

Consciente de lo que ocurre, el cuadro extremeño se ha apresurado a renovar su contrato y elevar su cláusula de rescisión de 500.000 euros a nada menos que 6 M€. «Ahora con el liderato llama mucho más la atención. Toda la plantilla se ha revalorizado. Si alguien viene y paga la cláusula no depende de nosotros, pero estamos tranquilos», reconoció al respecto su director de fútbol, Óscar de Paula.

Capacitado para actuar por ambos costados del ataque, el portugués aterrizó en el Nuevo Vivero el pasado verano procedente del filial del Amberes. Con anterioridad, el futbolista ya había defendido las elásticas del segundo equipo del Gent y del conjunto sub’19 del AS Mónaco.