Fue una apuesta tan rápida como inesperada y, por lo visto hasta ahora, intrascendente. El Atlético de Madrid fichaba a Ivan Saponjic a mediados de julio. Un fichaje relámpago para reforzar al equipo de Diego Simeone, en plenas dudas sobre las decisiones que se estaban tomando en ese mercado.

A sus 22 años llegaba como una promesa del fútbol serbio, procedente de un Benfica donde estuvo en el filial la temporada pasada. Una apuesta arriesgada pero no demasiado cara, por debajo del millón de euros, y que por ahora ha sido del todo intrascendente porque no ha jugado.

Apenas un par de convocatorias acumula este delantero con Diego Simeone, y por supuesto ni un solo minuto oficial en una escuadra que adolece de una alarmante falta de gol, especialmente en Liga. Está claro que por ahora el Cholo no confía para nada en este delantero del que poco sabemos.

Un fichaje por ahora invisible que no ha podido aportar nada, y que previsiblemente no convence con su trabajo en los entrenamientos. Veremos lo que depara el mercado invernal para los colchoneros, en este caso.