Pese a haber estado en la rampa de salida del Real Madrid prácticamente desde que arrancó el mercado veraniego de traspasos, Mariano Díaz seguirá luciendo la elástica merengue. Ha tenido que ceder el dorsal ’7’, glorificado por Raúl González y Cristiano Ronaldo, a la nueva estrella del proyecto liderado por Zinedine Zidane: Eden Hazard.

El técnico francés está encantado con la llegada del belga, pero se ha quedado insatisfecho porque el cuadro blanco no ha hecho lo suficiente para acometer la operación de Paul Pogba (muy costosa a nivel económico, todo sea dicho). Por tanto, la situación se antoja complicada para que Mariano tenga la ocasión de disfrutar de muchos minutos en Concha Espina.

Luka Jović está llamado a ser la referencia ofensiva del futuro en punta de lanza del Real Madrid, al tiempo que tendrá a un gran mentor para asumir dicha responsabilidad: Karim Benzema. Ambos jugaron juntos el pasado domingo en el feudo del Villarreal CF, un choque que acabó con tablas en el luminoso (2-2) porque acudió Gareth Bale al rescate de los merengues con un doblete (acabó expulsado).

Según informa el diario As, el Schalke 04 ha intentado hasta el último momento hacerse con los servicios de Mariano, de 26 años. El equipo germano estaba dispuesto a responsabilizarse de su ficha de manera íntegra, es decir, 4 M€ netos por campaña. Aun así, el ex del Olympique de Lyon ha deseado proseguir en el Santiago Bernabéu, donde tiene contrato hasta 2023. ¿Se arrepentirá de dicha decisión?