Viendo sus números en las tres temporadas que estuvo en el Real Madrid, siempre disputó más de 35 partidos pero obviamente no pudo quitarse de encima el rol de suplente. La feroz competencia en el centro del campo de Zinedine Zidane le impidió tener mayor protagonismo, si bien disfrutó de algunos momentos brillantes.

Sin embargo Mateo Kovacic decidió el pasado verano hacer las maletas y cambiar de aires, en busca de una nueva oportunidad en un grande de Europa. La encontró en el Chelsea, donde ha conseguido esa continuidad que anhelaba y ya suma 17 partidos, teniendo mayor protagonismo.

Sin embargo, y como afirma el diario As, con esa maniobra truncó sus opciones de triunfar en el club merengue. Dani Ceballos ha aprovechado bien el hueco para afianzarse de blanco, y al balcánico ya no se lo espera por Chamartín cuando finalice su estancia temporal en Londres.

De hecho afirma el citado medio que podría convertirse en permanente, toda vez que el campeón de Europa negocia su venta con los blues. La idea es sacar más de los 30 M€ pagados en 2015, algo que parece fácil. El Tottenham también está atento.