El Real Madrid sigue con su apuesta por los nuevos talentos, que poco a poco va dando sus frutos en hombres como Marco Asensio o Casemiro, fichados cuando apenas comenzaban a despuntar. Ahora son fijos en la primera plantilla de Zinedine Zidane, que este verano se ha reforzado con otros jugadores jóvenes pero que ya estaban en la élite, como Theo Hernández y Dani Ceballos.

Y es que en los últimos años se va viendo un cambio en la política de fichajes del club, que además va dando sus resultados. De hecho han llegado muchos futbolistas jóvenes como Martin Odegaard, Sergio Díaz o Federico Valverde, que están ahora cedidos mientras van ganando experiencia.

En el horizonte está también Vinicius Junior, que no debería incorporarse hasta dentro de dos años al cuadro blanco. Y también su compatriota Rodrigo Antonio Rodrigues, de cuyo fichaje conocíamos estos días. Precisamente este refuerzo pone en alza el gran trabajo del responsable internacional de ojeadores: Juni Calafat.

La incorporación de Casemiro se debe a este scouter que conoce perfectamente el mercado brasileño, y que sin duda acertó con la incorporación del mediocentro que pasó por el Castilla. Ahora habrá que si sus nuevas apuestas son igual de certeras.