Los tres equipos que dejarán la categoría de oro del fútbol español en la presente temporada parece moverse entre cuatro candidatos concretos que apuntan a vender el último peldaño de la permanencia muy barata. A falta de 30 puntos por jugarse en el campeonato, su trayectoria no hace presagiar una lucha letal en la que comiencen a sumar punto tras punto y conviertan la pugna en una encarnecida.

De hecho, el Málaga, último clasificado, iguala ahora mismo la cifra del peor colista que ha descendido en Primera División desde que existe la liga de tres puntos, habiendo sumando tan solo 13 en su actual cuenta. El rendimiento del equipo desde la llegada de José González no se ha visto afectado positivamente, cosechando en las últimas jornadas derrota tras derrota. La peor temporada del equipo en Liga donde ya ha dejado récords positivos como la de su mayor racha consecutiva de derrotas.

Pero estos datos no son los únicos negativos que la cola de la tabla puede igualar. Si la permanencia puede venderse tan barata es debido a los nefastos resultados que han mantenido los 4 clubes. En la pasada temporada, el Leganés salvó la papeleta con 35 puntos, es decir, 11 puntos de diferencia con el Levante, actual 17º clasificado y cuyas papeletas, tanto por situación en la tabla como por la victoria del fin de semana, tras romper con su racha de malos resultados, podría podría iniciar una corriente ascendente de la mano de un Paco López que habría dotado a la plantilla del aire que Juan Ramón López Muñiz ya no era capaz de lograr.

Tanto los malacitanos como el Deportivo de La Coruña y la UD Las Palmas tienen la obligación de sumar de 3 en 3. Con el triunfo de los granotas como referencia, los empates que habían llegado a sumar tanto gallegos como canarios no van a valer. Así, la necesidad apremia más que nunca en la pugna por evitar el cruel destino del descenso.