Llegado el pasado verano a la disciplina culé después de un pasó por el Manchester United en el que apenas dispuso de oportunidades, e incluso tuvo que marcharse cedido al Real Zaragoza (22 partidos, 2 goles en la temporada 2006/2007), el central de 22 años Gerard Piqué se ha convertido en uno de los referentes de la zaga del FC Barcelona.

El futbolista, que a lo largo del pasado curso acumuló 25 partidos (1 gol) exhibió un notable nivel que lo ha llevado incluso a convertirse en uno de los fijos en las últimas convocatorias de la Selección Española, cuyos colores ya ha defendido en 7 ocasiones e incluso ha sido capaz de anotar 2 goles.

Del esplendoroso futuro que le espera al futbolista parecía ser muy consciente el Real Madrid, conjunto que, según afirma el propio futbolista en una declaración al programa Esports Club de Televisión de Catalunya, lleva tiempo intentando cerrar su incorporación.

Así, el defensa barcelonés reconoció que «Hace años que el Madrid tiene un interés (…) Este interés se cortó de raíz desde el principio. Ahora sólo quiero centrarme en el Barça, estoy muy a gusto en Can Barça y no me he planteado en ningún momento dejar el club».