«Un Soldado de leyenda». Este titular del diario As resume a la perfección el estado de forma que ha alcanzado Roberto Soldado. El ariete, de 26 años, acumula 8 tantos en 12 partidos de Liga y con sus 3 dianas de ayer se ha situado a tan sólo un paso de los dos máximos anotadores de la Champions League, el alemán Mario Gómez y el argentino Leo Messi (ver artículo).

En lo que el diario El País califica como un «año de ensueño», tiene mucho que ver la «madurez física, táctica y emocional» que ha alcanzado este futbolista al que el Real Madrid apenas dio la posibilidad de mostrar su talento.

Sin una cualidad que predomine por encima del resto, Soldado destaca precisamente por su capacidad para reunir cualidades tan dispares como la velocidad, el hábil manejo de balón, la colocación, el sentido táctico y, especialmente, la agilidad rematadora.

Con Fernando Torres dilapidando su prestigio en el Chelsea, a nadie se le escapa que el atacante del Valencia debe formar parte de las próximas convocatorias de la Selección de España, porque como indica el diario El Mundo, «Soldado ya no sabe qué hacer para que Del Bosque le dé su oportunidad en la selección».