Sigue el FC Barcelona intentando dar forma a la plantilla de la que dispondrá a sus órdenes el técnico extremeño Ernesto Valverde la temporada que viene. El conjunto culé, que logró un brillante doblete de Liga y Copa del Rey la pasada temporada, tiene ahora el objetivo de asaltar una Liga de Campeones que le ha sido esquiva en las tres últimas temporadas.

De este modo, la sucesión de nombres propios en forma de posibles incorporaciones es más que notable. Entre las grandes prioridades se encuentra el apuntalar una medular que sufrirá la baja de Andrés Iniesta, pieza fundamental desde su irrupción en el primer equipo y ya no volverá a enfundarse la elástica culé en partido oficial.

Entre las prioridades se encuentra la adquisición de Miralem Pjanic desde la Juventus, conjunto que ha tasado en nada menos que 80 M€ al futbolista y no descarta el adiós. También baraja el campeón liguero el adelantar el desembarco de Arthur, jugador por el que el FC Barcelona ya alcanzó un acuerdo con el Gremio a cambio de 30 M€ fijos + 9 M€ en variables, si bien su llegada estaba prevista para enero.

Ahora, tal y como destaca la información que adelanta Sport, se ha mantenido una reunión entre distintos representantes del FC Barcelona y Gremio con el claro objetivo de adelantar el desembarco para este mismo verano y no tener que esperar hasta enero. Pese a que hace apenas unos días el presidente del conjunto brasileño Romildo Bolzan cerraba la puerta a que esto pudiera suceder, parece que la puerta ahora no está tan cerrada y se han sentado las bases de un acuerdo para cumplir con el objetivo culé.