No cabe duda que uno de los jugadores que está en boca de todos últimamente es Matthijs de Ligt. Puede que haya culebrón a lo largo del mercado de traspasos, sobre todo porque aún no se sabe a ciencia cierta qué le deparará el futuro al capitán del Ajax. El FC Barcelona es uno de los clubes que ha mostrado mayor interés para hacerse con sus servicios.

No obstante, la indecisión del joven central, de 19 años de edad, parece que está empezando a molestar a la entidad culé. De hecho, tal y como aparece publicado en Marca, el cuadro dirigido por Ernesto Valverde le habría enviado una propuesta hace prácticamente un mes, la cual no ha obtenido respuesta. Es por ello que el Barça quiere hacer un último esfuerzo para fichar a De Ligt.

Eso conlleva negociar directamente con Mino Raiola, representante del holandés, quien es evidente que no va a poner las cosas sencillas. Es conocido que el agente siempre saca la mayor tajada posible, tal y como ha podido en el caso de Paul Pogba, quien está en la actualidad en la órbita del Real Madrid (sonó hace tiempo para los culés).

Por tanto, el Barça está a la espera de lo que suceda con De Ligt. Parece que la prioridad en el conjunto del Camp Nou es reforzar el eje central de la zaga con el neerlandés, quien se reencontraría con su inseparable Frenkie de Jong. Si no se ficha al capitán de los de Ámsterdam, da la sensación que el plantel blaugrana confiará por completo en Gerard Piqué, Clément Lenglet y Samuel Umtiti, tres jugadores de mucha enjundia. Cabe recordar que varios equipos europeos están al acecho del zaguero.