El Sevilla se enfrentará durante las próximas semanas a varios retos que sin duda marcarán el devenir de la escuadra durante la segunda fase del curso. El primero y más importante, el de localizar un recambio para Eduardo Berizzo, técnico que fue destituido a última hora de ayer por una Junta Directiva que ha demostrado tener poca paciencia.

Además, durante las próximas semanas, los hispalenses también tratarán de reclutar a al menos un par de futbolistas que puedan mejorar las prestaciones de su equipo. De hecho, desde hace ya varios días, el director deportivo de la entidad, Óscar Arias, mantiene conversaciones con aquellos jugadores que por unos motivos u otros podrían resultar interesantes de cara al futuro.

Aunque se han establecido contactos con laterales derechos o centrales, lo cierto es que, tal y como cuenta Estadio Deportivo, las prioridades de la entidad son las de contratar a un centrocampista de primer nivel y a un delantero de absolutas garantías. Eso sí, en el primer caso, todo dependerá de lo que ocurra con Steven N’Zonzi, futbolista que tras la salida de Berizzo podría gozar de una segunda oportunidad.

Para la delantera, la entidad confía en lograr la cesión de algún punta que necesite acumular minutos de cara al Mundial de Rusia y que en su actual equipo juegue, por tanto, un papel secundario. El argelino Islam Slimani (Leicester City) o el galo Oliver Giroud (Arsenal) cumplirían estos requisitos, pero lógicamente existen más candidatos.