Algo más de 70 M€. Ésa es la cantidad que pretende ingresar la directiva del FC Barcelona con la venta de dos jugadores que actualmente se encuentran cedidos: el brasileño Paulinho y el español Paco Alcácer. Los dirigentes quieren aprovechar su notable momento de forma para cerrar su definitiva venta con mayor facilidad.

La marcha del primero estaba prevista para el término de la temporada, pero la directiva del Guangzhou Evergrande ya ha comunicado que está dispuesta a adelantar los plazos y a abonar en un plazo no muy largo de tiempo los 50 M€ estipulados en la opción de compra. «Fuentes del club confirmaron este extremo y añadieron que se ha empezado a redactar toda la documentación», confirma Mundo Deportivo.

Igualmente, el Borussia Dortmund también se está planteando adelantar la compra de Alcácer. En este caso, la cantidad estipulada por las partes en el acuerdo de cesión es de 23 M€ más otros 5 M€ en variables, una cifra que podría ser rebajada por el Barça para así acelerar los trámites y poder recibir el dinero lo antes posible.

En el caso del canarinho, su venta supondría un beneficio de unos 10 M€, ya que fueron 40 los millones pagados en su momento al propio cuadro chino. En el de internacional español, en cambio, no se lograría recuperar los 30 M€ que hubo que abonar al Valencia para poder ficharle.