A la espera de cuál es la resolución del TAS para conocer si podrá disputar la próxima edición de la Europa League tras una temporada para enmarcar en la que alcanzó los cuartos de final de Liga de Campeones y mostró un notable nivel en la competición doméstica, el Málaga ya comienza a trabajar en el mercado.

Así, aún no se conoce quien será el recambio del chileno Manuel Pellegrini en el banquillo de La Rosaleda (los nombres de Bernd Schuster o Manolo Jiménez están a la orden del día), si bien son varios los jugadores que han sido vinculados durante los últimos días, como han sido los casos de Lisandro López, Ignacio Scocco o Castillo.

Más preocupante es la situación en cuanto a salidas se refiere, pues mientras Isco (por el que se han interesado Real Madrid y Manchester City), Joaquín (Fiorentina) y Toulalan (Atlético de Madrid) parecen cerca de marcharse, la elevada ficha de otros jugadores también podría traducirse en un adiós.

Esto es lo que apunta la información publicada por La Opinión de Málaga, según la cual el club ha comunicado a Kameni, Sebas Fernández, Sergio Sánchez y Julio Baptista que sus elevadas fichas frenan su permanencia en el club, por lo que o son modificadas o tendrán que cambiar de aires. ¿Cuál será finalmente la solución a esta cuestión?