La cantera azulgrana es un mar de talento en el que muchos clubes desean sumergirse y sacar, como no, provecho de su tiempo oteando la incesante cantidad de buenos futbolista que La Masía aporta al mundo del fútbol. El Real Madrid, como fiel buscador de grandes figuras, no es uno menos que permanezca impasible, tal y como señala Mundo Deportivo.

A pesar de que ambas sociedades mantienen un acuerdo verbal de no agresión, desde la secretaría técnica blanca varios ojeadores estuvieron tentando los límites del mismo y fueron detenidos por la cúpula del club en su intento por tensar la cuerda con el equipo blaugrana atrapando a algunas de sus jóvenes figuras.

El punto llegó hasta tal que se mantuvo contacto con el entorno de varios futbolsitas, donde destacan Sergio Gómez, ahora en las filas del Borussia Dortmund, Juan Miranda, otro de los integrantes de la flamante Selección Sub-17 que se proclamó subcampeona en el Mundial de la India, y Oriol Busquets, cuyo vinculación contractual con los azulgrana acaba al término de la presente temporada. Tres futbolistas en la agenda por los que se habría tratado una posible llegada a La Fábrica y que, según el medio, los propios futbolistas habrían descartado como opción de futuro.

El escape que ha propiciado el FC Barcelona en el último periodo, con sonoras marchas de Jordi MBoula al Mónaco, la reciente de Sergio Gómez al Dortmund o Kays Ruiz al PSG o el posible de Mateu Morey, pero donde se recuerdan muchas otras como en el pasado como Héctor Bellerín o el propio Gerard Piqué. De ahí que sea un nido con síntomas de desprotegido en el que muchos quieren picar, también desde Madrid.