Ahora, según se ha destacado en la cadena Cope, ambos equipos podrían estar envueltos en una operación que llevaría a un nuevo arquero a cada plantilla. El motivo no es otro que el interés del Valencia en el brasileño del Almería, Diego Alves, con el que podría haber llegado a un acuerdo de cara al próximo curso.

De certificarse esta llegada –casi cantada- el equipo de Unai Emery dispondría de un notable superávit para esta zona del campo (Guaita, César, Moyá), por lo que si finalmente se optase por ofrecer la renovación al veterano César, los chés buscarían nuevo destino al ex del Real Mallorca, Moyá.

Y es precisamente ahí donde aparece el Sevilla, pues Gregorio Manzano es un profundo admirador del portero mallorquín al que tuvo a sus órdenes en la disciplina del cuadro bermellón y estaría encantado de volver a contar con él.

Sin embargo, Moyá no es el único nombre que se ha colado en la agenda hispalense en las últimas horas, ya que el diario galo Le Progres afirma que el Sevilla también está muy atento a la situación del cancerbero del Rennes, Nicolas Douchez (30 años), cuyo contrato con el cuadro galo expira el 30 de junio.