Atlético de Madrid 0 – 1 FC Barcelona

La decimoquinta jornada de LaLiga Santander iba a poner su broche de oro con un más que interesante encuentro en el Wanda Metropolitano, escenario en el que iban a medir sus fuerzas Atlético de Madrid y FC Barcelona. La primera aproximación correría a cargo de los culés, pero Lionel Messi no pudo conectar con Luis Suárez. De todos modos, la réplica de los colchoneros estuvo cerca de estrenar el luminoso, dado que el disparo de Mario Hermoso, repelido por Junior Firpo, se estrelló con el poste de la meta de Marc-André ter Stegen.

Felipe Monteiro, asentado en el eje central de la retaguardia del cuadro de Diego Pablo Simeone con el citado Hermoso, efectuó un remate, previo envío de Kieran Trippier, que se marchó por encima del travesaño. Ter Stegen realizaría una parada muy meritoria al que fuera jugador del Espanyol (canterano del Real Madrid), una vez que João Félix entró en juego para demostrar su calidad. Messi, que aportaba siempre ese punto determinante en las acciones ofensivas del Barça, cayó en el interior del área local, pero Mateu Lahoz no decretó nada punible.

Acto seguido, Héctor Herrera, que salió de titular en la medular con Thomas Partey y Koke Resurrección, con un Ángel Correa más adelantado, golpeó desde la frontal, aunque salió lamiendo el palo de la portería de Ter Stegen. Saúl Ñíguez se vio obligado a actuar en la demarcación de lateral zurdo, en detrimento de Renan Lodi, si bien es cierto que el capitán de los rojiblancos estuvo muy pendiente en todo momento para hacer la cobertura ante las acometidas de Messi. Ivan Rakitić, previa combinación con Messi y Luis Suárez, dispuso de una oportunidad de oro, pero el cuero fue atajado por Jan Oblak.

João Félix lo intentaría con un chut que repelería Gerard Piqué, al tiempo que una conexión entre Antoine Griezmann (muy abucheado) y Suárez concluyó con un disparo con el exterior de la bota del charrúa que se perdería fuera por poco. La figura de Ter Stegen volvería a emerger justo antes del descanso, con una parada antológica a Álvaro Morata después de un preciso centro de Trippier. Aun así, Piqué dispuso de una oportunidad de oro para batir a Oblak, aunque su testarazo picado se estrelló con el larguero (córner botado por Arthur Melo).

Salió presionando el Barça en la segunda mitad, obligando a intervenir a Oblak en un par de ocasiones durante el primer cuarto de hora de dicho acto. Aun así, el ritmo se redujo considerablemente en comparación con los 45 minutos iniciales. Messi probaría fortuna, pero Hermoso estuvo imperial para evitar el tanto del favorito para alzarse con el Balón de Oro. Simeone tomó la decisión de reemplazar a João Félix para dar entrada a Vitolo Machín, un cambio que fue bastante discutido por buena parte de la parroquia colchonera.

Poco después, Griezmann pudo adelantar a los culés al contraataque, aunque la volea del campeón del mundo con la Selección de Francia en Rusia 2018 se fue ligeramente desviada. Correa y Trippier contestaron instantes más tarde, pero la retaguardia de los catalanes estuvo más que atenta para echar el cerrojo. Un duro encontronazo entre Piqué y Vitolo obligó a Ernesto Valverde a reemplazar a su central, decantándose por un Samuel Umtiti que ha firmado grandes actuaciones contra Eibar y Borussia Dortmund.

Si Ter Stegen había sostenido al vigente campeón de nuestra Liga a lo largo del primer tiempo, Lionel Messi, que, en principio, va a recoger en unas horas en París su sexto Balón de Oro, marcó la diferencia en las postrimerías del choque. Una contra de libro, que concluyó con una pared entre Luis Suárez y el rosarino, sería ejecutada por el ’10’ blaugrana con un golpeo sensacional ante el que nada pudo hacer Oblak (0 – 1). Por tanto, el Barça se lleva los 3 puntos del Metropolitano para mantenerse en lo más alto de la tabla del campeonato doméstico en España.