Atlético de Madrid 2 – 0 Athletic de Bilbao

El Athletic de Bilbao llegaba al Wanda Metropolitano después de empatar con el Real Valladolid en San Mamés. Por tanto, Gaizka Garitano deseaba que sus pupilos diesen un paso al frente con el objetivo de sumar algo positivo en su visita a la capital de nuestro país. En cuanto al Atlético de Madrid, sufrió en demasía para batir al Bayer Leverkusen en este mismo escenario en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Sin pasar por alto las tablas en el marcador contra el Valencia en Liga, ejerciendo los rojiblancos también como locales.

Los leones dispusieron de una ocasión manifiesta de gol nada más arrancar la contienda, todo ello merced a un certero testarazo ejecutado por Iñigo Martínez. Sin embargo, emergió la figura de Jan Oblak, uno de los cancerberos más destacados del planeta, para realizar una tremenda intervención que desencadenó en una gran ovación de la fiel hinchada colchonera. La réplica para el Atleti la pusieron Koke Resurrección y Álvaro Morata, pero estaría muy atento Iñigo para alejar el esférico de los dominios de Unai Simón.

El cancerbero de los bilbaínos, que tuvo una gran actuación ante el Pucela, pese a su acción desafortunada en el tanto de los hombres de Sergio González, salió en falso en un córner, pero Koke no pudo aprovecharlo porque Raúl García estaba perfectamente ubicado. Tendría que ser Saúl Ñíguez, a quien le está costando arrancar durante el presente curso, el encargado de perforar el fondo de las mallas de la meta del Athletic Club para subir el 1 – 0 al electrónico, todo ello tras aprovechar una buena acción individual de Ángel Correa (con algo de fortuna).

Oblak, que cumplía su partido 163 en LaLiga Santander (ha encajado menos de 100 tantos), tendría que volver a aparecer superada la media hora de juego, ya que Raúl García efectuó un zapatazo desde el flanco diestro que concluyó con una parada realmente meritoria del esloveno. Correa, bastante activo a lo largo del primer acto, tuvo en sus botas la posibilidad para ampliar la renta de los madrileños en el luminoso, aunque no encontró puerta. Raúl García, el mejor de los suyos en los primeros 45 minutos, aparecería instantes más tarde para tratar de devolver la paridad al marcador, pero Kieran Trippier, de los mejores fichajes de los de Diego Pablo Simeone, estuvo providencial para evitar la diana del que fuera jugador del plantel colchonero.

Al volver del túnel de vestuarios, Koke se asociaría con Morata, si bien es cierto que Unai Núñez se anticipó al ex de Chelsea o Juventus de Turín para satisfacción de Garitano desde su zona técnica. Iker Muniain, que alcanzaba 300 envites en el torneo de la regularidad con la escuadra vasca (antes de cumplir los 27 años), disparó desde larga distancia, aunque sin demasiada puntería. A continuación, lo buscaba Morata, pero Núñez estaría al quite para impedir la progresión del ’9’ rojiblanco. Lo siguió intentando el ariete, en esta oportunidad con un cabezazo (previo envío de Koke) que se fue ligeramente desviado de los dominios de Unai Simón.

De todos modos, encontraría el premio a su insistencia poco antes de llegar al ecuador de la segunda mitad. Correa, que estaba cuajando un duelo para enmarcar, puso un centro exquisito desde el perfil diestro para que apareciese Morata en el segundo palo y tan solo tuviese que empujar el cuero a la red (2 – 0). Ander Capa no estuvo acertado para cubrir al delantero, lo que permitió que firmase su segunda diana en Liga (y la segunda de la semana después de marcar ante el Bayer Leverkusen). A partir de ese instante, el Athletic de Bilbao casi tiró la toalla.

Poco más daría de sí el compromiso. Con este triunfo, el Atlético de Madrid iguala al FC Barcelona en el coliderato del campeonato doméstico, todo ello a la espera del ’Clásico’ que se ha aplazado, en principio, para el 18 de diciembre (envite en el Camp Nou entre culés y Real Madrid). Aun así, el Granada de Diego Martínez podría finalizar la décima jornada en lo más alto de la clasificación, suponiendo que sea capaz de batir al Real Betis en el derbi andaluz este domingo 27 de octubre (14:00 horas). Por su parte, el Athletic de Bilbao encadena una dinámica preocupante y negativa, dado que acumula 5 partidos seguidos sin conocer el triunfo en Liga.