Cristiano Ronaldo lograba igualarlo en 2017. La marca de 5 Balones de Oro que estableció en 2015 parecía difícil de alcanzar, pero el portugués no se rindió. Sin embargo, salvo hecatombe inesperada, Lionel Messi ha encargado ya su sexto Balón de Oro, que podría unir a su primer The Best en octubre.

Ambos galardones serán entregados a finales de año. Queda por tanto tiempo hasta entonces, pero sin duda tiene un peso determinante lo acontecido en la temporada. Y con la Liga conquistada, la Bota de Oro cercana, la final de Copa del Rey a la espera y las semifinales de Champions League encauzadas, siendo además clave en los mejores momentos del curso, como el partido de ayer.

Son actuaciones como esa la que acaban marcando temporadas, y ahora mismo se antoja complicado pensar en otro jugador que le pueda arrebatar el premio. Porque está siendo el mejor en cada uno de los torneos que disputa, y por tanto todo hace indicar que batirá otro registro más con ese sexto Balón de Oro.

Todavía le faltan 3 partidos determinantes en este curso si se certifica el pase a la final de Madrid, a los que hay que suma la vuelta del martes y la final de Copa en Sevilla, del día 25. Ocasiones nuevas para que Messi siga agrandando su leyenda un poco más.