Se le acumulan los problemas al FC Barcelona en este complicado inicio de temporada en el que el caso Neymar todavía colea como nuevo fiasco de la directiva de Josep Maria Bartomeu. Esto se une a un mal inicio de temporada de los de Ernesto Valverde, que siguen esperando a Lionel Messi.

El argentino está lesionado, y la idea es que retorne en el siguiente partido de Liga ante el Valencia, casi sin tiempo para preparar la visita a Dortmund del martes 17, que se antoja clave en el duro grupo de la Liga de Campeones para los catalanes. Los culés se aferran como siempre al argentino, su gran estrella, para salir de la depresión.

Sin embargo, la información que ahora nos ocupa es del diario El País, y en ella alertan de una posibilidad que nadie quiere contemplar. Y es que el capitán azulgrana, en su renovación de noviembre de 2017, se reservó la potestad de dejar cada verano el club, sin esperar a que acabe su vínculo en 2021.

Evidentemente junio de 2020 es el siguiente punto conflictivo, y todo lo sucedido este verano alimenta ahora esos miedos en Can Barça a que suceda. Queda mucho y no hay más indicios, pero esa posibilidad quedará latente. Pronto podría ponerse en marcha la maquinaria para una nueva renovación…