El conjunto valencianista tiene que mirar ya hacia delante, al menos en cuanto a dirección deportiva se refiere, dejando que el equipo alcance sobre el verde el objetivo fijado, que no es otro que el de puestos de acceso para disputar la Champions League la próxima temporada. Con esto en mente, el organigrama de la secretaría técnica del club, donde ahora mismo ejerce su poder Mateu Alemany, secundado desde abajo por Vicente Rodríguez, debe meditar las decisiones que deberán producirse en lo que a la confección de plantilla se refiere, donde hay valorar qué salidas y entradas se dan para afrontar una campaña que se espera con protagonismo de vuelta en la élite del fútbol europeo.

Uno de los frentes en el que se esperan cambios es la defensa, donde el Valencia estaría tejiendo su red para que Marcelino García Toral cuente con uno de sus activos deseados bajo sus órdenes. En este caso, y como ya es sabido, el futbolista del Oporto, Iván Marcano, sería el preferido para reforzar la zaga y tendría ya un contrato apalabrado con la entidad che hasta 2021. Una opción que habría cogido más peso ante la última información surgida respecto al equipo luso, según Plaza Deportiva, donde las finanzas del club de los dragones habrían sido intervenidas por la UEFA al incumplir el Fair Play Financiero, lo que llevaría al subcampeón de Portugal a tener que desprenderse de jugadores en base al salario que estos perciben siendo Marcano, como uno de los que acaba contrato esta temporada, uno de los mayores facilidades ofrece para cumplir este requisito.

Una llegada, ¿y una salida?

A falta de la confirmación del pase del central cántabro, el Valencia podría manejar opciones no solo de entrada, sino también de salida. En este caso, el club tendría un overbooking en la zaga que, sin embargo, sería bien aprovechado en este momento, aunque no es habitual que un equipo cuente con cinco miembros para dos puestos. Ante la incertidumbre de una salida en ese puesto, la duda se mantiene en el carril izquierdo.

José Luis Gayá ha recuperado un buen nivel esta campaña aunque aún no ha alcanzado la cota de juego que se vio con Nuno Espírito Santo en su primera campaña. No obstante, mejora en mucho a la versión ofrecida durante las dos últimas temporadas y a sus 22 años le hacen ser un activo muy valioso tanto por cualidades como por sentimiento, siendo un fijo para Marcelino en el once a pesar de la presencia de Toni Lato, quien viene apretando desde atrás. Desde Italia, Tuttosport informa del crecido interés de la Juventus de Turín por el lateral por el que incluso podrían tentar la cláusula del futbolista cuyas aptitudes convencen en el conjunto transalpino.

La decisión final respecto a su futuro estará en manos del Valencia, puesto que el jugador optaría por quedarse siempre que sus condiciones fueran buenas, y dependería del club valorar si el dinero que pueda ingresar por su salida compensa a la hora de prescindir de sus servicios e invertir dicha cantidad en el refuerzo de otra parcela en el campo, puesto para esta el sustituto ya tendría nombre y apellidos.