El Valencia vive inmerso en una situación complicada porque tiene que seguir trabajando para alejarse del descenso y al mismo tiempo pensar en el futuro. En la capital del Turia hay pocas pistas de lo que puede deparar la temporada que viene, pues el club está en uno de los peores momentos que se recuerdan.

Por tanto todas las especulaciones son posibles, y de hecho hoy tenemos que según Radio Esport Tribuna Deportiva, el agente Jorge Mendes, amigo y socio de Peter Lim, puede tener de nuevo mano en la reconstrucción del club luso, como ya hiciera al principio de la etapa del mandatario de Singapur.

En este caso para dar salida a varios jugadores, que son Ezequiel Garay, Santi Mina y Joao Cancelo, los cuales podrían dejar un mínimo de 60 M€ en las arcas. Según Deporte Valenciano, no se permitiría la venta del argentino por menos de 20 M€, la del español por 10 M€ y se pedirán 30 M€ por el carrilero portugués.

Evidentemente todavía hablamos de simples rumores, especulaciones con poco recorrido (al menos por el momento), pero que si pueden darnos una idea del agitado verano que se espera en el seno del combinado de Mestalla.