Es un caso sin duda curioso. Hasta se podría decir que único, pues no se recuerda otro momento en el que tantos porteros españoles de primer nivel estén en esta situación. Unos renovarán a lo largo de la campaña, y otros terminarán cambiando de aires. Pero sin duda que, si hoy cualquier club piensa en cambiar su portería para el futuro, no dudará en mirar a España.

Aunque nuestro primer protagonista es Pepe Reina, que juega en el Nápoles, si bien a sus 35 años sigue siendo un habitual en las convocatorias de la Selección Española y no piensa en una retirada por ahora. Junto a él ha estado estos días Kepa Arrizabalaga, sin duda el que más cartel tiene ahora por su juventud, sus grandes intervenciones, y porque constantemente es pretendido por el Real Madrid.

Otros guardametas que están jugando y siendo determinantes para sus equipos son Pau López (Espanyol), Vicente Guaita (Getafe), Gorka Iraizoz (Girona) o Sergio Álvarez (Celta de Vigo). Todos ellos pueden ser atractivos para equipos de diferente perfil, dentro y fuera de España, si siguen sin renovar en unos meses.

Por último, destacamos a otros que son suplentes, como Miguel Ángel Moyá, Asier Riesgo, Rubén Martínez o Dani Giménez, que pese a que no tienen minutos pueden ser opciones interesantes para muchos clubes.