Arranca el Real Madrid esta nueva fase de la temporada después de haber llegado al parón de selecciones de este mes de octubre a 7 puntos del FC Barcelona en Liga tras un mes de septiembre complicado. Especialmente en el campeonato doméstico y en casa, donde volaron 5 puntos con los que todo el mundo contaba.

Cierto es que las victorias ante APOEL de Nicosia y sobre todo en casa del Borussia de Dortmund dieron tranquilidad, así como los triunfos en Anoeta o Mendizorroza en Liga. Pero ahora el equipo de Zinedine Zidane tiene un mes a priori asequible hasta el siguiente parón FIFA, con 4 partidos de Liga, 2 de Champions League y la ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Este último, ante el Fuenlabrada, debería ser el partido más asequible, ideal para rotaciones. Y el doble duelo ante el Tottenham en Europa lo más complicado. Entre medias, las visitas a Getafe y Girona, así como recibir a UD Las Palmas y Eibar en Liga (ambos conjuntos sacaron un punto del Santiago Bernabéu la temporada pasada).

Sobre el papel partidos más sencillos que los de un FC Barcelona que debe rendir visita a Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao, además de recibir al Sevilla en el Camp Nou. De manera que estamos ante un mes importante sin duda en el futuro de la Liga, ya que si bien quedan muchos partidos por delante, al finalizar el mes el panorama de lo que nos deparará este curso puede haberse despejado un poco.