Las lesiones tanto de Samuel Umtiti como de Thomas Vermaelen han dejado en una situación tremendamente complicada al FC Barcelona. El entrenador de la escuadra culé Ernesto Valverde únicamente dispone de Gerard Piqué y Clement Lenglet como soluciones para los próximos choques. Esta situación ha provocado que comience a cundir la voz de alarma. A tal punto ha llegado la situación que incluso se habla de la posibilidad de que se apueste por algún nuevo fichaje en enero, algo desmentido por Josep María Bartomeu.

De cara al futuro, uno de los grandes nombres que se ha colado en la agenda y del que se viene hablando largo y tendido desde hace meses es el joven talento del Ajax Matthijs De Ligt. Objetivo ya durante el pasado verano, el tulipán es prioridad absoluta para el verano que viene, aunque su adquisición no será nada sencilla desde el punto de vista econímico a la vista del interés que también ha despertado en otras escuadras.

Otro nombre propio ha entrado en escena, según podemos leer en Sport. Concretamente, se trata del argentino de 21 años Marcos Senesi, futbolista de San Lorenzo de Almagro y que además de actuar en el centro de la zaga también puede hacerlo en el costado zurdo. Sería, por tanto, un doble golpe que también permitiría fortalecer otra posición en la que Jordi Alba es el único especialista. Con un contrato que le une con su club hasta el 30 de junio de 2020, queda por conocerse qué cantidad de dinero habrá que poner sobre la mesa para lograr su fichaje.