Aunque el regreso de Jordi Alba a la convocatoria de la Selección Española ha acaparado todos los titulares sobre el combinado nacional en este jueves, hay otras novedades. Y una de ellas la presencia de Mario Hermoso, auténtico baluarte del segundo clasificado de la Liga, que es el Espanyol, con el que suma 11 partidos (2 goles).

Pieza indispensable de un cuadro perico que solamente ha encajado 8 goles en Liga, el central es una de las sorpresas de la lista del seleccionador, y su presencia en ella sin duda merecida. Por eso hoy en rueda de prensa el zaguero se congratulaba de este logro: «Es a lo máximo que cualquier deportista puede aspirar. Poder representar a tu país es algo magnífico. Esto va en consecuencia con el nivel del equipo, con el trabajo. Ojalá en las próximas listas podamos incorporar más compañeros».

Su buen rendimiento a sus 23 años ha propiciado también que el Real Madrid se plantee su regreso, como se ha publicado en varias ocasiones. Formado en La Fábrica, el defensa podría retornar a las filas del campeón de Europa por una suma asequible de 7,5 M€ e incluso se contempla como solución para enero.

Sin embargo esto no inquieta por ahora al jugador, como ha confesado en su comparecencia: «Aquí estoy contento, muy feliz. La temporada es envidiable. El fútbol es muy atractivo y tenemos un grupo excepcional. Ni se me pasa por la cabeza ahora mismo».