Julen Lopetegui ha dejado claro este mediodía en rueda de prensa que está hasta el final con su plantilla, cubriéndose ante la posibilidad de que no lleguen fichajes. Y es que alrededor del Real Madrid no dejan de aparecer informaciones sobre las posibles peticiones del entrenador.

Marca insiste en esa línea ahora, afirmando que mientras el vasco espera la llegada de un delantero, en la directiva merengue no parecen por la labor. No tanto por el hecho de fichar sino porque las actuales circunstancias (momento del mercado y derrota en la Supercopa de Europa) pueden conducir a decisiones precipitadas.

Esto es lo que teme Florentino Pérez, ya que no quiere gastar demasiado dinero como para complicarse su gran anhelo, que bien sabe que salvo sorpresa deberá esperar un año. Nos referimos a Neymar, a quien el club de Chamartín tiene desde hace tiempo en mente. Porque una gran inversión ahora podría frenar ese futuro fichaje, en términos económicos o también si la nueva figura que llega termina por explotar y cierra las puertas a otras incorporaciones en la delantera.

Es decir, el presidente del campeón de Europa piensa a largo plazo, consciente de que ya tiene una gran plantilla que solamente ha perdido a Cristiano Ronaldo (ahí es nada). El técnico, sabedor de que su futuro depende de los resultados inmediatos, mira a corto plazo. Y mientras tanto la sombra de Neymar no deja de sobrevolar el Santiago Bernabéu ni parece que dejará de hacerlo…