La decisión está tomada. Antoine Griezmann será nuevo jugador del FC Barcelona. A la espera de lo que suceda finalmente con Neymar, que podría condicionar en demasía la situación de Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé en la Ciudad Condal, el fichaje del francés ya es oficial. ¿Podrá lucir el dorsal ’7’? Así, después de un largo culebrón el FC Barcelona ya ha depositado en la LFP los 120 M€ en que se cifraba su cláusula de rescisión.

No cabe duda que la relación de Griezmann, de 28 años, con el Barça ha sido de amor-odio. Todo hacía indicar que desembarcaría en el vigente campeón de LaLiga Santander en verano de 2018. Aun así, tras hablar con Diego Godín y el ’Cholo’ Simeone, apostó por seguir un curso más en el Atlético de Madrid.

La idea era apostar por un proyecto que soñaba con la Champions, ya que la final se celebraba en el Wanda Metropolitano. Una final que, a la postre, tendría claro color inglés por el duelo entre Liverpool y Tottenham Hotspur, donde los reds se alzaron con la sexta ’orejona’ de su historia. Después de la salida de Godín, Lucas Hernández o Juanfran Torres, Griezmann pone rumbo al cuadro azulgrana.

Es innegable que atesora una calidad increíble con el cuero en sus botas, además de presuponerse que se entenderá a la perfección con Leo Messi y Luis Suárez. Si el FC Barcelona acaba juntando a Neymar con el rosarino, el charrúa y el francés, podrá hablarse sin lugar a dudas de una de las mejores delanteras de la historia.