Secreto a voces desde hace varios días, finalmente el FC Barcelona ha confirmado oficialmente la salida del central colombiano Yerry Mina. De este modo, el zaguero pone rumbo a la Premier League a fin de enfundarse la elástica del Everton, conjunto que ha desembolsado nada menos que 30,2 M€ fijos + 2 M€ en variables por el fichaje. Además, el equipo culé se reserva una opción de recompra.

Llegado el pasado mes de enero a cambio de una cantidad menor a los 12 M€, el futbolista no entraba en los planes de un Ernesto Valverde que deseaba contar en sus filas con un futbolista con una mayor experiencia en Europa, motivo por el que se cerró la llegada de Clement Lenglet desde el Sevilla prácticamente cuando se abrió el mercado de fichajes.

Dice adiós el futbolista colombiano de 23 años con apenas 7 partidos defendiendo la elástica del conjunto culé. Pese a que su rendimiento no fue sobresaliente, su notable Mundial de Brasil con la selección cafetera (sobre todo desde el punto de vista ofensivo) disparó el número de interesados. Y es que además de los de Liverpool, Manchester United y Olympique de Lyon estaban muy interesados en él.