Aunque era un secreto a voces desde hace ya varios días, ha sido justo ahora cuando el Real Madrid ha confirmado el fichaje de Takefusa Kubo (18 años), ariete nipón que ha militado estos últimos años en el Tokyo FC y que en el arranque de su carrera llegó a pasar por la cantera del FC Barcelona.

Precisamente, para poder hacerse con sus servicios, los de Chamartín han tenido que superar la competencia de un cuadro catalán que en su momento se vio obligado a darle salida por la sanción impuesta por la FIFA (a cuenta de irregularidades en la contratación de jóvenes menores de edad) y que ahora deseaba recuperarle.

«Takefusa Kubo (04/06/2001, Kanagawa, Japón) reforzará al Castilla la próxima temporada. El primer filial madridista contará en sus filas con uno de los jugadores jóvenes más prometedores del fútbol mundial. Un centrocampista ofensivo de excelente técnica, muy habilidoso, con visión de juego, gran regate y gol», explica el comunicado emitido por el conjunto blanco.

Autor de 6 goles y 4 asistencias en los 30 partidos que ha acumulado con la primera plantilla tokiota, el prometedor atacante ya ha logrado debutar con la Selección de Japón absoluta (el pasado día 9 de junio, ante El Salvador). El jugador habría tenido un coste de unos 2 M€.