Después de varios meses especulándose con esta posibilidad, acaba de hacerse oficial: El Real Madrid se hace con los servicios de Eden Hazard. El atacante belga se suma a la escuadra de Chamartín procedente de un Chelsea con el que hace apenas unos días logró alzarse con la Europa League después de doblegar al Arsenal de Unai Emery.

Autor de 21 goles y 17 asistencias en los 52 partidos que ha disputado durante el curso 2018-2019, el que fuera nombrado segundo mejor jugador del pasado Mundial de Rusia aterriza en el Santiago Bernabéu a los 28 años y después de ser vinculado de forma incesante con el Real Madrid en las últimas temporadas.

De este modo, y pese a que ya durante el pasado verano el propio cuadro de Chamartín ya intentó cerrar su llegada y finalmente pinchó en hueso, la cercanía de la finalización de su contrato (junio de 2020), unida al deseo del propio futbolista de cara a vestirse de blanco han sido claves para que la operación finalmente se haya desbloqueado.

Una vez cerrada esta incorporación, los ojos están puestos en otros jugadores. Concretamente, se trata del lateral zurdo francés Ferland Mendy (Olympique de Lyon), así como el centorcampista Christian Eriksen (Tottenham). Hazard firma hasta 2024.