Se esperaba que fuera el pasado verano cuando cambiase de aires tras el fichaje de Thibaut Courtois, pero las dudas sobre el futuro de Keylor Navas y la falta de ofertas interesantes en el mes de agosto le hizo quedarse. Aunque con el paso de los meses Kiko Casilla ha encontrado la cruda realidad.

Inédito esta temporada en partido oficial, el meta catalán ya sabe que con la renovación del costarricense sus opciones de jugar son ahora prácticamente nulas. Por eso el cancerbero de 32 años acaba de conseguir la carta de libertad para aceptar una oferta interesante en Inglaterra, que es donde seguirá con su carrera deportiva.

El Leeds United de Marcelo Bielsa es el conjunto que se hace con sus servicios, con vistas a mejorar su portería mientras prepara el regreso a la Premier League que está cercano para este club. Para el portero representa esto la opción de volver a tener minutos tras tres años y medio como suplente, apenas jugando la Copa del Rey.