Se venía comentando durante las últimas horas, pero ya es oficial. Maxi Gómez se ha convertido en nuevo jugador del Valencia CF, una vez que se ha alcanzado el acuerdo entre el conjunto che y el Celta de Vigo. De hecho, los gallegos reciben la cesión de Jorge Sáenz y la vuelta de Santi Mina a la que siempre ha sido su casa.

No cabe duda que ambas entidades pueden darse por satisfechas con dicho pacto. El charrúa, de 22 años, se incorpora al vigente campeón de la Copa del Rey hasta 2024, con una cláusula de rescisión de 140 M€. Además, el Valencia está armando un bloque competitivo con el firme propósito de superar la fase de grupos durante la próxima edición de la Champions.

Por su parte, el Celta recupera a un Santi Mina que ha tenido luces y sombras a lo largo de su etapa en la capital del Turia. No obstante, siempre se ha dejado el alma en el terreno de juego, por lo que se ha ganado con méritos propios el cariño y el respeto de una afición muy exigente como es la del Valencia.

Maxi Gómez ha cuajado dos cursos realmente fantásticos con el Celta. El primero fue más productivo a nivel colectivo, ya que en el segundo ha tenido que sufrir hasta la extenuación para lograr la permanencia en LaLiga Santander. A la espera de lo que suceda con el futuro de Rodrigo Moreno, su pareja de baile en la parcela ofensiva de los de Marcelino García Toral podría ser Kevin Gameiro.