El FC Barcelona ha tomado la decisión de prescindir de los servicios de Ernesto Valverde. La derrota en las semifinales de la Supercopa de España (celebrada en Arabia Saudí) contra el Atlético de Madrid, junto con los batacazos en Liga de Campeones en Roma y Liverpool, le han costado el puesto al extremeño. Por tanto, cambio radical en el devenir del cuadro azulgrana para lo que resta de campaña.

Y tal y como se había comentado a lo largo de la tarde, dado que su representante estaba en la Ciudad Condal, el elegido para ocupar su cargo en el banquillo ha sido Quique Setién. El cántabro tiene recorrido más que suficiente en nuestra Liga, dado que ha dirigido a Lugo, Las Palmas o Real Betis. De hecho, permanecía a la espera de una oportunidad tras poner fin a su periplo en Heliópolis en verano.

Una ocasión de oro para Setién (61 años), que tratará de recuperar el estilo y la identidad que siempre han caracterizado al vigente campeón de LaLiga Santander. El nuevo míster blaugrana tendrá que lidiar con la grave ausencia de Luis Suárez, quien estará 4 meses en el dique seco a raíz de las complicaciones localizadas en su rodilla derecha durante la intervención quirúrgica del pasado domingo 12 de enero.

Igualmente, el Barça ha confirmado a través de un comunicado oficial que Josep Maria Bartomeu, presidente azulgrana, y Éric Abidal, director deportivo del club del Camp Nou, concederán una rueda de prensa ante los medios de comunicación este martes 14. Es por ello que la aventura de Valverde termina antes de lo previsto en Barcelona, al tiempo que Setién deberá ponerse manos a la obra con el firme propósito de alzarse con algún título en la campaña 2019-2020.