Sus números son dignos de una estrella de talla mundial, aunque no le hayan servido para entrar ni siquiera en los planes de Luis Enrique y por tanto en las convocatorias de la Selección Española. Pero Pablo Sarabia sí se ha afianzado como pieza importante de un Sevilla que sigue peleando por sus objetivos europeos.

15 asistencias y 22 goles en 48 partidos es el balance hasta ahora del centrocampista en el cuadro hispalense. Unos datos al alcance de pocos jugadores, motivo por el cual el combinado de Nervión trata de blindar como sea al centrocampista de 26 años.

De manera que el conjunto sevillista tiene lógicos temores con respecto a este jugador, que evidentemente no deja de sumar admiradores de primer nivel. Pero no parce haber todavía ofertas concretas, o al menos que hayan trascendido, lo que da cierta tranquilidad a Monchi.

En cualquier caso, con sus 18 M€ de cláusula de rescisión, estamos ante un jugador con bastante proyección y calidad, que de no renovar próximamente será una de las grandes oportunidades del mercado de fichajes.