El Real Madrid se ha convertido en uno de los grandes conjuntos a seguir durante el presente mercado de fichajes. El conjunto de Chamartín ya ha cerrado un buen puñado de incorporaciones a fin de impulsar una plantilla que durante el pasado curso ofreció un nivel muy alejado de lo que hubiera cabido esperar, sobre todo a la vista de lo que había venido ocurriendo en los últimos años.

De este modo, y a la espera de lo qué ocurra con Paul Pogba, Donny van de Beek y Christian Eriksen (podrían llegar hasta dos nuevos centrocampistas), los blancos están ahora centrados en una operación salida que ya ha dado sus primeros frutos dejando en las arcas alrededor de 115 M€. Sin embargo, quedan más. Y es que según destaca la información de ABC los deseos de Zinedine Zidane pasan por reducir su actual plantilla de 32 jugadores hasta los 23. De todos los jugadores de los que dispone hay 18 intocables, como son los casos de Thibaut Courtois, Dani Carvajal, Odriozola, Ramos, Militao, Varane, Marcelo, Mendy, Kroos, Casemiro, Fede Valverde, Asensio, Modric, Benzema, Hazard, Rodrygo, Vinicius y Jovic.

Actualmente hay cuatro jugadores que negocian su marcha del equipo. Concretamente, James Rodríguez (al que pretenden Nápoles y Atlético de Madrid), Borja Mayoral (cerca de la Real Sociedad), Lucas Silva (que pese al interés de escuadras europeas prefiere quedarse en Cruzeiro) y Dani Ceballos (por el que suspira el Tottenham).

Mientras tanto, otros diez jugadores todavía no tienen claro su futuro y todo dependerá de cómo evolucionen los acontecimientos. Son los casos de los porteros Keylor Navas, Lunin y Luca Zidane. Los zagueros Nacho y Jesús Vallejo (previsiblemente uno de los dos se marchará y el otro continuará en el club), los centrocampistas Brahim Díaz (sueño del Getafe) e Isco Alarcón (en el que insiste el Manchester City), así como los atacantes Lucas Vázquez (el Arsenal está dispuesto a pagar 35 M€ por él), Mariano y Gareth Bale, si bien estos dos últimos no han mostrado demasiada predisposición a marcharse.