«James piensa que Zidane le está vacilando». Ése es el llamativo titular de una información que hoy publica El Confidencial. Según este diario digital, el jugador comienza a temerse que entre lo que dice el técnico del Real Madrid en público y lo que piensa en realidad existe una abismal diferencia.

De puertas hacia afuera, Zinedine Zidane transmite un mensaje de tranquilidad y confianza. «Si yo fuera James, me quedaría en el Real Madrid», aseguró recientemente. Sin embargo, a la hora de la verdad, el preparador apenas tiene en cuenta a un futbolista que ha sido claramente superado por Isco y Marco Asensio y que sólo salta al campo en los minutos finales o en partidos de segundo orden.

El colombiano, como es lógico, no entiende lo que está pasando. Si fuera cierto que Zizou cuenta con él, tal y como se empeña de mostrar en público, su cantidad de minutos debería ser mucho mayor, pero lo cierto es que basta con echar un vistazo a las estadísticas recientes para comprobar que su rol no pasa de habitual suplente (por ejemplo, apenas ha sido titular en 3 partidos de Liga).

Esta misma noche, en el choque de Copa del Rey ante la Cultural Leonesa, es muy probable que el cafetero forme parte del once inicial. Eso sí, de cara al Clásico, sus opciones de comparecer como titular son casi nulas. Es decir, por mucho que el galo diga lo contrario, James no termina de convencer a Zidane y si permanece en la Casa Blanca deberá conformarse con las migajas. «Quiere tener su oportunidad, volver a ser el James Rodríguez determinante que encandiló a Florentino Pérez. Pero la opinión de un Zidane cada día más fuerte pesa mucho. El francés esboza una sonrisa gallega cuando le preguntan por James y dice que cuenta con él. Éste cada vez lo tiene más claro: el míster le está vacilando», concluye este portal.