El futuro de Gareth Bale sigue en el aire. Aunque fue titular en el último choque de Liga (ante el Deportivo Alavés), el galés parece haber perdido ya la confianza de una directiva que está dispuesta a darle salida lo antes posible. Eso sí, en Chamartín también tienen claro que solo se desprenderán del atacante si se dan las condiciones adecuadas.

Según cuenta OK Diario, los mandatarios del Real Madrid tienen muy claro que el jugador no saldrá cedido a un club con el que puedan cruzarse en las rondas finales de la Champions League. De esta forma, se desvanece por completo la posibilidad de que el jugador aterrice en el Tottenham, conjunto que ya se había interesado por un posible préstamo.

De hecho, a día de hoy, el único equipo de la Premier League que contaría con opciones de reclutar a Bale sería el Manchester United. Los diablos rojos, que nunca han escondido su aprecio por este futbolista, disputan esta temporada la Europa League. Eso sí, por su delicada situación deportiva y su futuro más bien incierto, los de Old Trafford no parecen ahora mismo un destino muy apetecible para el jugador.

Por tanto, si existe alguna posibilidad de que el de Cardiff abandone la entidad, ésta pasa por una ofensiva convincente de algún combinado de la liga china. En verano, varios clubes se interesaron por su contratación, pero ninguno de ellos acabó dando los pasos definitivos para reclutarle.