El pasado lunes, Carlo Ancelotti compareció ante los medios y confirmó un secreto a voces: Álvaro Morata quiere abandonar el Real Madrid. «El futbolista quiere buscar una oportunidad para tener más minutos y el club está de acuerdo con esto. Busca una posibilidad buena para jugar y creo que sería bueno darle esta posibilidad por un año», reconoció.

Aunque no le cerrarán la puerta, la directiva tratará de sacar el máximo rendimiento posible a su venta. Según explica hoy As, su precio de salida se situaría en unos elevadísimos 30 M€, cifra que podría decrecer hasta los 18 M€ si el club comprador permite la inclusión de una cláusula que facilitaría el regreso del futbolista al Santiago Bernabéu en años venideros.

Y mientras se gestiona la salida, la secretaría técnica trata de localizar a su sustituto, un futbolista que, tal y como indicó el propio entrenador blanco, debe asemejarse lo máximo posible al canterano. «Si sale tenemos que pensar en un delantero que puede ser de las mismas características, joven», explicó Carletto.

Evidentemente, la lista de recambios crecerá de forma considerable con el paso de los días, pero hasta la fecha son cuatro los jugador que, de acuerdo al mismo rotativo, encabezan la agenda blanca: los belgas Romelu Lukaku (21 años, Chelsea) y Cristian Benteke 23, Aston VIlla), el argentino Juan Manuel Iturbe (21, Hellas Verona) y el alemán Kevin Volland (21, TSG Hoffenheim).