“Gales. Golf. Real Madrid. En ese orden”. Así rezaba la pancarta con la que posaba Gareth Bale junto al resto de sus compañeros de la selección de Gales. El combinado nacional acababa de lograr la clasificación para la próxima Eurocopa y el atacante saltaba y bailaba sonriente junto al resto de futbolistas de su equipo ajeno a lo que estaba generando esta imagen.

Sin disputar ni un minuto en partido con el Real Madrid desde el pasado 5 de octubre (victoria 4-2 ante el Granada) el de Cardiff cayó lesionado en el anterior parón de selecciones y se ha perdido un buen puñado de partidos con la escuadra de Zinedine Zidane. Sin embargo, la imposibilidad física que le impedía jugar con los blancos ha desaparecido por completo en los últimos días y ha podido estar a las órdenes de Ryan Giggs y ser clave en las victorias sobre Azerbayán (0-2) y Hungría (2-0).

Varias opciones de futuro

Pese a que el propio jugador ha afirmado que su implicación con el Real Madrid es total, la imagen de la celebración no ha sentado nada bien. Tanto es así que ya son muchas las voces que piden un adiós del futbolista, ya sea durante el cada vez más próximo mercado invernal o a lo largo de un verano que se presenta notablemente intenso.

Entre los posibles destinos que podrían surgir como opciones destaca sobremanera un Manchester United en horas bajas que después de un arranque de curso en dientes de sierra está cada vez más lejos de los puestos que le darían acceso a la Liga de Campeones. Complicados también han sido los primeros compases de temporada en un Tottenham en el que ha sido destituido Mauricio Pochettino y donde se vería con buenos ojos un regreso del Bale. La tercera vía en Inglaterra estaría en el Chelsea, donde previsiblemente dirá adiós el brasileño Willian y habrá un hueco en el costado diestro del ataque. Sin embargo, habría que esperar al verano para que se concrete esta posibilidad debido a que el próximo mes de enero sigue vigente la sanción que impide sumar nuevas piezas a los de Londres.

Mientras China también se presenta como opción de futuro después de que el pasado verano estuviese muy cerca su desembarco en el gigante asiático, más remota es la opción de ver al galés en un Bayern Múnich que necesita de nuevas figuras para relanzar su proyecto y tiene a Leroy Sané (Manchester City) como gran anhelo. No cabe duda que nos esperan unos meses movidos a este respecto.