Hace apenas un par de días, una información procedente de las islas aseguraba que el Ajax de Ámsterdam había tasado al cotizado Donny van de Beek en nada menos que 112 M€, una cantidad que se antoja inalcanzable para cualquiera de sus pretendientes, incluido el Real Madrid.

Según ha contado en estas últimas horas Defensa Central, en el club blanco tienen claro que no se acercarán ni mucho menos a esa cifra, ya que consideran que un montante de ese calibre solo puede ser invertido en un futbolista que porte la tan manida etiqueta de galáctico. Igualmente, en Chamartín creen que, cuando llegue el momento de vender, el Ajax rebajará sensiblemente esas pretensiones iniciales.

En cualquier caso, el aterrizaje del centrocampista en el Santiago Bernabéu no depende tanto del tema económico como del deportivo. De hecho, la entidad no dará el paso definitivo hasta que Zinedine Zidane dé el visto bueno a su incorporación. En verano, el preparador galo no terminó de mostrarse completamente convencido y, por ese motivo, el club optó por aparcar su fichaje.

Ya que el propio Van de Beek ha reconocido en público que no cambiará de aires en el mercado invernal, parece claro que será su rendimiento a lo largo de la actual campaña el que determine si finalmente acaba desembarcando en Concha Espina. Si el futbolista mantiene la línea del pasado año, resultará más factible que Zizou acabe dando el visto bueno.