Gareth Bale no se marchará del Real Madrid ni por la fuerza ni de cualquier manera. Ése podría ser, a grandes rasgos, el resumen de la breve entrevista que ha concedido su agente, Jonathan Barnett, a Sky Sports. En ella, el representante ha dejado claro que su cliente solo saldrá de la Casa Blanca si llega una oferta realmente interesante.

Es más, durante su conversación con el medio inglés, Barnett ha descartado la posibilidad de que el atacante abandone el Santiago Bernabéu en calidad de cedido y ha añadido que, si no se abre ninguna vía atractiva, el jugador no tendría problemas en cumplir el contrato que le vincula con los merengues.

«No habrá acuerdos improvisados para sacarle del club. Gareth es uno de los mejores jugadores del planeta. Puedo garantizarle que no se le prestará a ningún club (...) Gareth es jugador del Real Madrid y por ahora seguirá siendo jugador del Real Madrid. Si surge algo que nos conviene, entonces las cosas podrían cambiar y él podría salir en un día o una semana. O aún podría ser un jugador del Real en tres años cuando finalice su contrato», aseveró.

Durante estos últimos días se había especulado con la posibilidad de que el futbolista recalase en el fútbol chino, pero los elevados tipos impositivos que se aplican a estas operaciones en el país asiático han frenado el interés de Jiangsu Suning y Beijing Guoan, conjuntos que ya solo se plantean contratarle si los de Chamartín le dejan salir a coste cero.